Layout de un mapa para impresión en plotter para ArcMap

Cuando se trabaja con ArcGIS, en muchas ocasiones se realizan mapas de trabajo con el objetivo de resolver un problema puntual o de responder una pregunta concreta, donde  se efectúan uno o varios análisis para obtener un resultado, y generalmente se trabaja en ambiente Data View, en el que no es necesario preocuparse del tamaño de las fuentes de los textos, de la armonía de los colores, ni de las escalas… Pero, otras veces, tenemos  que presentar los resultados a un tercero, o incluso a una junta directiva que va a analizar detalladamente lo que ve y, en función de ello, tomar una decisión que podría involucrar la inversión de millones de dólares.

En este último caso, nos enfrentamos a toda una nueva dimensión de ArcGIS, donde aparecen otras barras de herramientas y aspectos de presentación que tenemos que dominar si queremos obtener el resultado que necesitamos. La misma información, presentada de diferente manera, cuando se manejan ciertas técnicas puede tener una apariencia totalmente distinta.
Un yacimiento que no tiene un gran sustento geológico detrás, si se presenta correctamente, puede llegar mucho más lejos que otro, donde los resultados, en lo que se refiere a recursos minerales, son mucho más consistentes, pero no se presentan de forma convincente.
En la siguiente figura vemos los principales elementos de la composición de un mapa:
Data frame principal o cuerpo del mapa
Todos los mapas están compuestos por layers (capas). En ArcMap, las capas están organizadas en data frames. Un mapa puede contener muchos data frames y, asimismo, cada data frame en un mapa puede contener muchas capas.
Es el principal elemento del diseño y deberá ser exhibido de manera relevante sobre la leyenda o al lado izquierdo de esta. Se podrá utilizar como contenido un shapefile, una imagen de satélite, una imagen es- caneada o una fotografía aérea, dibujos de AutoCAD, superposición de archivos, datos descargados de Internet, etc.
El límite máximo de los extremos del cuerpo del mapa (márgenes) debería ubicarse aproximadamente a 2 cm del borde de la hoja.

Data frame secundario
Un mapa normalmente tiene solo un data frame principal con toda la información, pero en algunos casos se añade un data frame secundario, que también se conoce como mapa inserto, que provee la información de la localización de la zona que cubre el cuerpo principal en un mapa de extensión mayor (el área de la localización del mapa en el mundo) o, todo lo contrario, un zoom de un sector en particular dentro del mapa principal del cual se quieren mostrar más detalles o una vista a gran escala de un mapa de una región seleccionada.
Los mapas insertos pueden colocarse tanto al lado del data frame principal, como encima de él en una esquina donde no se cubra información relevante.

Títulos
El título del mapa debe aparecer más grande que el texto de la leyenda, pero nunca debe dominar el cuerpo del mapa. Su ubicación no tiene que estar necesariamente en el centro superior del mapa, puede colocarse donde sea más conveniente, siempre que sea fácil de ver, y debe reflejar el contenido y propósito del mapa.

Viñeta
La viñeta se coloca principalmente en planos oficiales o en aquellos donde sea necesario colocar todos los datos de la empresa y de las personas que están involucradas en la confección del mapa.
Se coloca en una de las esquinas del mapa que vaya a quedar visible en caso de que el mapa se doble para incluirlo en un informe, normalmente, la esquina inferior derecha.
En ArcMap, la viñeta se puede copiar y pegar de un mapa a otro. Normalmente, se dibuja a mano con las herramientas de dibujo disponibles en ArcMap para ese ambiente: las herramientas Dibujar (Draw) y Gráficos (Graphics).
Leyenda
La leyenda debe ser lo suficientemente grande como para que el lector pueda interpretar la simbología. Los símbolos usados en la leyenda deben reflejar exactamente los símbolos usados en el cuerpo del mapa. La leyenda también se debe explicar por sí misma. Si la leyenda necesita algún tipo de interpretación, significa que su propósito ha fallado.
La leyenda suele ubicarse en el extremo inferior del cuerpo del mapa. Existen varias herramientas que permiten configurarla de manera que encaje en el espacio disponible, pero manteniéndola vinculada a su data frame. Hay que evitar, en la medida de lo posible, transformarla en un dibujo desasociado de las capas que representa. Esto puede hacerse a través de la opción Convertir a gráficos (Convert To Graphics) del cuadro de pro- piedades de la leyenda, que se abre haciendo clic con el botón derecho. Pero insistimos en que no es aconsejable.
La leyenda está compuesta de la simbología de todas las capas (o casi todas) del mapa principal, ordenadas de forma lógica. La simbología representa las características y atributos de la base de datos asociada a la cartografía. Dichos atributos, representados gráficamente en el cuerpo del mapa, pueden ser atributos cualitativos o cuantitativos representados por puntos, líneas o polígonos de distintas tonalidades de colores, tramas, patrones, valores y tamaños.
Algunas personas son de la opinión de que la escala también es parte de la leyenda.

Escala del mapa
La escala del mapa es un método para expresar cómo el tamaño de los elementos del mapa se compara con su tamaño real. La escala de un mapa determina cómo los elementos se representan en el mapa; también afecta a la interpretación total del mapa. Verás comúnmente referencias a dos tipos de mapas: mapas en grande y mapas en escala reducida. Generalmente, un mapa en grande, tal como un mapa de calles de una ciudad o un plano de un edificio, cubre un área pequeña más detalladamente. Un mapa en escala reducida, tal como un mapa del mundo, cubre un área grande en menos detalle. Para representar elementos geográficos en un mapa, deben ser reducidos de tamaño. El grado de esta reducción se expresa como la escala del mapa.

Hay tres métodos comunes para expresar la escala del mapa: 
  • Escala gráfica o lineal.
  • Escala verbal.
  • Escala numérica o fracción representativa.
Escala gráfica o lineal
Estas escalas son elementos comunes en muchos mapas y son probablemente las escalas más familiares para la mayoría de los usuarios.
Pasa saber el tamaño real de un elemento del mapa (un afloramiento), se mide con una regla y después se compara con la escala gráfica para obtener este valor.
En ArcMap, la escala, al igual que la leyenda, está vinculada a un determinado data frame, ya que cada data frame puede tener una escala diferente. Normalmente, se añade una escala gráfica relacionada con el data frame principal.

Escala verbal
Las escalas verbales representan una expresión. Por ejemplo, si una calle de 4.8 kilómetros se dibuja como una línea de 20 centímetros en un mapa, se pueden describir las unidades de relaciones usadas en la expresión: 20 cm = 4.8 km. Opcionalmente, se pueden reducir los valores a una sola unidad, con la expresión: 1 cm = 24,000 cm.

Escala numérica o fracción representativa
Las fracciones representativas expresan la escala como una fracción o el radio de la distancia del mapa a la distancia en terreno, tal como 1:50,000 o 1/50,000.
A partir de una escala verbal, se puede formar una escala numérica usando la misma unidad de medida en ambos lados de la expresión, reduciendo los valores de la expresión y omitiendo la mención a la unidad. Por ejemplo:
  • 20 cm = 4.8 km (escala verbal original).
  • 20 cm = 480,000 cm (se convierten todas las unidades a centímetros).
  • 1 cm = 24,000 cm (se dividen ambos lados de la expresión por 20).
  • 1/24,000 o 1:24,000 (se elimina la unidad de designación).
Dado que los valores de cualquier lado de los dos puntos representan una comparación de la distancia del mapa a la distancia de tierra, una fracción representativa se puede utilizar con cualquier unidad de medida. Por ejemplo, una escala de 1:24,000 (1 unidad del mapa representa 24,000 unidades de terreno) se podría interpretar  como  1  cm  =  24,000 cm, 1 m = 24,000 m, 1 pie = 24,000 pies, etc.
Aunque las tres escalas se pueden exhibir en tu documento de mapa en ArcMap, solo la fracción representativa se puede utilizar para definir la escala de un mapa. Las otras es- calas se derivan de la fracción representativa.

En la siguiente tabla tenemos un cálculo de cuál sería la extensión de terreno que podríamos representar en un mapa, con un tamaño de papel de 36 pulgadas de ancho, a diferentes escalas:

Grilla de coordenadas
La cuadrícula, o grilla de coordenadas, se presenta como un elemento básico en la georreferenciación de cualquier producto impreso. La unidad de medida utilizada en la confección de la grilla será metros para UTM y grados, minutos y segundos para coordenadas geográficas.
El tamaño de cada cuadrícula variará según la escala. Dependiendo del futuro uso del mapa, se pondrá una grilla en metros, o se podrán colocar tanto la grilla UTM como la grilla en coordenadas geográficas, o solamente la geográfica.
El color de la cuadrícula suele ser negro para la cartografía y gris claro para las imágenes de satélite y fotografías aéreas. Se usa el azul para las coordenadas geográficas, para que no se confundan con la grilla UTM, cuando están las dos, pero esto es opcional.
A continuación, se presenta una tabla con las cuadrículas sugeridas según escalas, que pueden variar según las necesidades o preferencias del usuario:

Flecha del Norte
Una flecha del Norte se puede representar en una gran variedad de formas, pero deben evitarse aquellas difíciles de leer. Asimismo, no debe ser demasiado grande, porque desviaría la atención del cuerpo del mapa.
La flecha del Norte se suele ubicar en el extremo superior derecho del mapa. No es estrictamente necesario colocarla en los mapas que están alineados al Norte, paralelos al Norte geográfico, pero si trabajas con una grilla de coordenadas local rotada con respecto al Norte, este elemento es fundamental.

Bordes o neatlines
Los bordes y marcos tienen como propósito definir un entorno. Se suele incluir un marco que agrupe todos los elementos del mapa, y en ocasiones se incluyen, además, otros marcos interiores que sirvan para destacar o definir un grupo de elementos del mapa.

Configurar la página: tamaño y orientación
Al diseñar mapas, es importante tener en cuenta en primer lugar la disposición de la página, porque estarás creando el lienzo en el cual después vas a componer todos los elementos del mapa. La página es tu espacio compositivo y afectará a la mayoría de tus decisiones acerca del diseño.
Para tomar la mejor decisión sobre la disposición de la página, hazte preguntas como:
  • ¿El mapa se verá de cerca o a una distancia?
  • ¿Cuál es el mejor tamaño y orientación de la página para el contenido del mapa?
  • ¿Qué impresora utilizaré y cuáles son mis limitaciones de tamaño de papel?
  • ¿Distribuiré el mapa también para uso digital?
Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a decidir el tamaño de los símbolos, etiquetas y otros textos, así como el del resto de elementos del mapa que se incluirán en su composición.
Es mejor configurar el tamaño de la página antes de comenzar a crear el mapa. Ten presente que estás trabajando en una página virtual en un ambiente Layout View. La página virtual representa las dimensiones y la orientación de tu espacio de trabajo y, finalmente, el producto acabado.
Definiendo el tamaño de la primera página, podrás visualizar la composición en su totalidad. ArcMap permite reconfigurar el tamaño de la página más adelante, y existe la opción de reescalar los elementos del mapa para que se acomoden al nuevo tamaño.
Todas estas opciones se definen en el cuadro de diálogo que se abre en Archivo  Configuración de página e impresión (File  Page and Print Setup).

Plantillas
En versiones de ArcGIS anteriores a la 10, era posible crear una plantilla personalizada por uno mismo y guardarla para uso personal o corporativo como documento de extensión MXT, en vez de un documento mapa normal MXD, pero esto ya no es posible.
Lo que se suele hacer ahora dentro de las organizaciones para mantener una coherencia entre los mapas generados por diferentes usuarios es crear documentos mapas norma- les, pero con las viñetas, logotipos, tamaños de papel, escalas, etc., que se especifican  en el Protocolo de la organización, los cuales se encuentran en un servidor a disposición de todos los usuarios.
Lo que sí existe ahora, sin embargo, es un gran número de plantillas disponibles preconfeccionadas por Esri. En esta figura podemos ver algunas de ellas:


Reglas, guías y grillas
Es posible mejorar la composición del mapa si comprobamos y comparamos el tamaño de los elementos del mapa, los alineamos con precisión y los situamos en la página correctamente. Asimismo, se puede modificar el tamaño del texto y su alineación para que el mapa sea más fácil de leer.
Las reglas, las guías y las grillas son indicadores visuales que te ayudan a componer el diseño de tu mapa, pero no aparecen cuando se imprime el mapa.
Estas herramientas de ayuda visual se encuentran en el menú principal Vista (View), desde donde también se puede pasar de la Vista de datos (Data View) a la Vista de composición de mapas (Layout View).
La confección de un mapa no tiene que ser necesariamente tan rígida que deba contemplar todos y cada uno de los elementos descritos. A veces, según el proyecto, es bueno dejar libres la imaginación y la creatividad, y agregar colores y elementos de diseño que logren transformar un mapa en un hermoso y descriptivo póster como este:

Nota: Material didáctico preparado por Marta Benito para www.arbolesquehacenbosque.com.

Síguenos en las redes sociales

Blog SIG en Google+ Blog SIG en Facebook @Blog SIG en Twitter

Buscar en este blog

Comentarios